Wadi Rum – Aqaba

Día 4

El día de hoy habíamos decidido empezarlo con calma ya que teníamos prevista sólo la excursión por el desierto y llegar con tranquilidad a Aqaba.

Empezamos la excursión a las 09.00 h y hacía calor como si fueran las 14.00 de la tarde. Nuestro consejo es que empieces la excursión lo más pronto posible, sobre todo si viajas en época de calor como nosotros ya que vas a disfrutar bastante más.

Durante las cuatro horas de excursión nos llevaron a diferentes puntos del desierto en jeep como: la casa de Laurence de Arabia, un desfiladero en el que según ellos habitaba un tigre, una roca con forma de arco, una duna inmensa de arena naranja y algún sitio más.

Poder disfrutar del desierto de día y de noche es una pasada, si bien es cierto, el que hiciera tanto calor no nos permitió disfrutar al 100% de la actividad. Tampoco acompañó mucho las explicaciones del guía ya que simplemente te dejaba en el sitio y no se involucraba mucho en darte una buena explicación.

El último punto de la excursión que visitamos era ya cerca del Centro de visitantes así que nos alcanzaron a nuestro coche con el picnic que te preparan (bastante penoso la verdad) y pusimos rumbo a Aqaba.

Antes de salir del desierto vimos a mano derecha una antigua estación de tren y decidimos parar a ver qué había. Tiene dos trenes abandonados en las antiguas vías, te aconsejamos que pares y eches un vistazo.

Ese día nos lo tomamos de descanso en la habitación del hotel y dándonos algún que otro chapuzón en la piscina.
En un viaje tan largo siempre hace falta algún día más tranquilo.
Para el día siguiente sí descubriríamos las maravillas que había bajo el Mar Rojo.

Si te ha gustado nuestro paso por Jordania síguenos por las redes sociales y si tienes cualquier duda o simplemente te ha servido de ayuda este post, escríbenos un mensajito por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *