Varadero

DÍA 1

Llegábamos a mediodía a la última ciudad de nuestro viaje a Cuba. En un principio no pensábamos parar en Varadero, ya que habíamos leído y oído que era un sitio muy turístico y que las playas no distaban mucho de las que pudiéramos tener aquí en Fuerteventura por ejemplo.

Una vez en el destino, preferimos quitarle un día a La Habana ya que veíamos que en dos días nos daba perfectamente para verlo todo y así podríamos hacer una última parada para descansar en estas playas paradisíacas.

Nada más llegar a Varadero y encontrar alojamiento (no lo teníamos reservado con anterioridad), fuimos a la estación de autobuses Viazul para comprar los billetes Varadero – Habana, pero ya no quedaban, así que concretamos con nuestro taxista la hora para que nos viniera a buscar al día siguiente y seguidamente fuimos a disfrutar de un buen rato de playa.

Ese día nos quedamos por la zona este de Varadero por donde se encontraba nuestro alojamiento. Por lo que vimos era la zona por la que disfrutaban los cubanos de la playa, no veías mucho turismo por esta parte.

DÍA 2

Después de desayunar, queríamos ir a la zona de hoteles y ver el resto de playas.

La mejor forma es coger la guagua turística que por 5 CUC p.p. te recoge y deja en las diferentes paradas de todo Varadero, pasa cada 10 min aproximadamente.

Nos bajamos en la parada oportuna y fuimos hacia las playas de los hoteles donde puedes pasar aunque no estés alojado. Quizás haya zonas restringidas, pero si preguntas por la playa te van a aconsejar que te pares en esta parada en concreto y no hay pérdida.

En esta playa hay un chiringuito más enfocado para la gente de los todo incluido pero en el que tú también puedes consumir.

Ahí pasamos medio día, hasta que se hicieron las 16.00 h, hora en la que habíamos quedado con Álvaro nuestro chófer, para volver a La Habana y exprimir nuestro último día por éste fantástico país, dejando atrás la última ciudad que visitaríamos de Cuba.

Para cualquier dudilla que les surja no duden en enviarnos un mensaje por aquí o si simplemente les ha servido de ayuda también nos haría mucha ilusión un mensajito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *